965 150 965
"La sensación de recompensa creada por los alimentos pueden bloquear la sensación de saciedad"

Adicción, alimentación y control de emociones

Ruben Acame

 

Rubén Acame, Responsable del Área de Actividad Física y Salud en Triora Alicante.

 

Es indudable que los desórdenes alimenticios, especialmente la sobrealimentación, suponen un problema de salud pública que ha aumentado su incidencia exponencialmente en los últimos años. De hecho, son la causa de diversas enfermedades metabólicas cómo la Diabetes II, la hipertensión, colesterol elevado y obesidad, que en su conjunto aumentan el riesgo de pacer o sufrir un accidente cardiovascular, siendo la primera causa de muerte en los países desarrollados. Por lo queda de manifiesto que tienen un impacto nocivo sobre la salud.

La similitud cerebral entre el disfrute de la comida y la adicción

Los alimentos aumentan los niveles de glucosa en sangre y ponen en funcionamiento la secreción de sustancias químicas en el cerebro, cómo la dopamina, que favorecen la sensación de bienestar. Este circuito de recompensa del cerebro, sin establecer límites, lleva a multitud de personas a alimentarse sin control.

Al igual que las sustancias estupefacientes, la sensación de recompensa creada por los alimentos pueden bloquear la sensación de saciedad, y derivar en una alimentación compulsiva, que lleva a la persona a comer incluso cuando no tiene hambre. Esto es sin duda un signo de adicción que, prolongado en el tiempo, desarrollará la tolerancia a la ingesta de alimento, con consecuencias para la salud física y mental.

Adicción, alimentación y control de emociones

Síntomas de la adicción a la comida

Sentir un fuerte deseo, ocultarse para comer o hacerlo sin sensación de hambre, pueden ser alguno de los síntomas de sufrir adicción a la comida, así como sentirse mal después de hacerlo, pasar mucho tiempo pensando en lo que va a comer, o hacerlo para eliminar el estrés.

Las causas de adoptar esta conducta son diversas, normalmente está asociado a eventos sucedidos en el pasado, o a la inadecuada gestión de las emociones. También se pone de manifiesto que, históricamente, cuando una persona recurre a un especialista en nutrición para intervenir en el control de su perfil lipídico, lo aborda única y exclusivamente desde lo nutricional, con alto índice de fracaso a corto o medio plazo, obviando la faceta emocional, fundamental para el control del impulso de comer.

Creemos fundamental acompañar el aspecto nutricional con el apoyo de terapeutas que ayuden a comprender el proceso psico-emocional, y nos aporten las herramientas para establecer una relación controlada y saludable con los alimentos. Así como los grupos de autoayuda, en los que personas que tienen un cometido en común se reúnen para compartir experiencias. Este tipo de grupos tienen un gran éxito para mantener una conducta saludable en el tiempo.

Triora Alicante, junto a Ganasalud, organiza el próximo 30 de septiembre un taller sobre 'Alimentación y control de emociones' en el que se tratará todo esto de manera más amplia, y se responderán a las preguntas y preocupaciones de los asistentes.

Triora es una clínica privada para el tratamiento y rehabilitación de personas que sufren trastornos de adicciones al alcohol, a la cocaína, cannabis y otras sustancias, así como a las apuestas y videojuegos. Triora Alicante ofrece una metodología de desarrollo propio con una orientación holística y un exitoso enfoque multidisciplinario.



Modelo Triora

Nuestro tratamiento privado para las adicciones ha demostrado ser una de las formas más exitosas para ayudar a los pacientes a recuperar el control de sus vidas. Te ayudamos, a ti o a un allegado tuyo, a volver a encontrar el sentido en tu vida, desde 8 semanas. ¡Te ofrecemos la oportunidad de cambiar de vida, para siempre y entre personas como tú!

Modelo Triora
  • El 97% de nuestros antiguos pacientes nos recomiendan
  • Alta tasa de recuperación a largo plazo
  • Desde 8 semanas para recuperar el sentido de la vida
phone icon

Llama hoy mismo al 965 150 965