965 150 965
Estas bacanales sexuales que cada vez se están haciendo más famosas entre el colectivo masculino homosexual

Chem Sex y drogas, el binomio perfecto para desatar las adicciones

Importada de Estados Unidos, allá por el 2012 se comenzó a detectar en Reino Unido el ‘chem sex’ o ‘chemical sex’ (sexo químico), una práctica principalmente entre hombres del mismo sexo que prolongan las relaciones sexuales durante largas horas bajo la influencia de drogas psicoactivas. 

Esta nueva ‘moda’ lleva ya también tiempo en España y en los últimos años estamos viendo cómo aumenta nuevamente el número de contagios de VIH por estos encuentros sexuales de alto riesgo en los que, normalmente, los participantes no hacen uso del preservativo. De hecho, según los últimos datos hechos públicos en el Día Mundial contra el SIDA, la tasa de los nuevos diagnósticos de VIH en nuestro país son superiores a la media de los países de la UE y de Europa Occidental.

Chem Sex y drogas, el binomio perfecto para desatar las adicciones

Sexo, drogas y… la enfermedad de la adicción

Sin embargo, como si el problema de un posible contagio de una enfermedad de transmisión sexual fuera pequeño, estas bacanales sexuales que cada vez se están haciendo más famosas entre el colectivo masculino homosexual, son un detonante para personas con perfiles adictivos.

La adicción es una enfermedad que afecta al cerebro y que depende de factores biológicos, genéticos, psicológicos y sociales para desarrollarse. Las adicciones frecuentemente son progresivas y fatales no solo para quienes las padecen sino para sus familiares, amigos y entorno más cercano. 

Cuando se participa en encuentros sexuales como los conocidos como ‘Chem sex’, los participantes hacen un uso desmedido de sustancias químicas ilegales para mantener el ritmo de dichos encuentros. Según el informe Aproximación al Chemsex en España, las drogas más habituales para la práctica de esta actividad sexual son aquellas que producen deshinibición y aumento del placer, como por ejemplo la mefedrona, el GHB, el cristal metanfetaminas y, en menor medida, ña cocaína, ketamina, el speed, el éxtasis o el MDMA4. 

Sexo, drogas y… la enfermedad de la adicción

Todo esto está derivando en que muchas personas desarrollen la enfermedad de la adicción y tengan la necesidad de recurrir a ayuda médica profesional para recuperar el sentido de su vida. Y es que además, quienes practican el ‘Chem sex’ normalmente consumen diferentes sustancias, lo que se conoce como ‘policonsumo’. Por ejemplo, beben alcohol y además abusan de otras drogas como por ejemplo el Popper.

Desde Triora, clínica privada para el tratamiento y rehabilitación de personas que sufren trastornos de adicciones, “estamos alertando sobre el aumento de pacientes adictos que sufren además alguna enfermedad de transmisión sexual. Éstas, en ocasiones, han sido contraídas durante prácticas sexuales ocasionales como las que estamos mencionando, y casi siempre bajo el efecto de las drogas y el alcohol.  

Por ello, antes de adentrarse en la que de primeras puede parecer una aventura sexual atractiva, recomendamos valorar sus graves consecuencias a largo plazo, en ocasiones de por vida, pues tanto una ETS como un adicción nos harán recordar dicho encuentro para siempre”, advierte Joaquín Descalls, jefe médico de Triora Alicante.

Revista Wondergay - chem sex y adicciones

Tratamiento holístico para las adicciones: cuerpo, mente y alma

Triora aterrizó en España hace poco más de un año tras más de 14 años de experiencia en el tratamiento de las adicciones en los Países Bajos. El método Triora, creado bajo el paragüas de Parnassia Groep –con más de 400 años de historia-, incluye una visión holística que presta especial atención a los pilares fundamentales del bienestar: cuerpo, mente y alma.

El objetivo final del tratamiento es la recuperación del paciente para la reconciliación con sus valores personales y la consecución de un vida plena.
 En Triora Alicante ofrecen tratamientos personalizados de 4 a 12 semanas y un trato totalmente confidencial en el que se trabaja no solo con el paciente que sufre la adicción sino también con el grupo familiar. Para más información sobre sus programas residenciales y ambulatorios, visitar: www.triora.es.

Publireportaje publicado en el primer número de la revista 
LGTBI Wondergay. Ver la revista entera.


Modelo Triora

Nuestro tratamiento privado para las adicciones ha demostrado ser una de las formas más exitosas para ayudar a los pacientes a recuperar el control de sus vidas. Te ayudamos, a ti o a un allegado tuyo, a volver a encontrar el sentido en tu vida, desde 8 semanas. ¡Te ofrecemos la oportunidad de cambiar de vida, para siempre y entre personas como tú!

Modelo Triora
  • El 97% de nuestros antiguos pacientes nos recomiendan
  • Alta tasa de recuperación a largo plazo
  • Desde 8 semanas para recuperar el sentido de la vida
phone icon

Llama hoy mismo al 965 150 965