15 Noviembre · Día Mundial Sin Alcohol

Día Mundial Sin Alcohol 2019

Un diagnóstico a tiempo del alcoholismo aumenta las probabilidades de éxito en la recuperación  

En España el consumo de alcohol está directamente relacionado con las celebraciones familiares y sociales. Si nos paramos a pensar, en muchos casos, está integrado en nuestras rutinas diarias, es muy frecuente el tomar unas cañas con los amigos después del trabajo, o abrirse un vinito al llegar a casa para relajarse del estrés diario. 

Y es que existe un alto grado de permisividad frente al consumo de alcohol y un bajo sentido de su riesgo, lo que hace que el alcoholismo sea diagnosticado, en muchos casos, de forma tardía y, normalmente, en sólo dos de cada diez casos es determinado así.

Según Organización Mundial de la Salud, el alcohol provoca la muerte a más de tres millones de personas. En España nos encontramos, dentro de la comparativa internacional, en el “top ten” de los países donde mayor cantidad de bebidas se consume al día, con una ingesta por persona por encima de la media europea. 

Podemos detectar antes la existencia de un abuso de alcohol y tratar la adicción a tiempo si somos conscientes de que el alcohol es una droga, aunque sea legal, que conlleva un alto poder adictivo y que  sus consecuencias para la salud pueden ser letales. De este modo,  aumentamos las probabilidades de éxito del tratamiento, reduciendo el daño físico y psicológico. 

Con un diagnóstico temprano, se puede hacer un tratamiento de la adicción de forma ambulatoria, sin que la persona deje de atender sus compromisos laborales y familiares diarios. En Triora ofrecemos tratamiento ambulatorio en nuestros centros de Madrid y Barcelona, en la clínica de Alicante y en Málaga. En cualquier caso, con una primera valoración que es totalmente gratuita establecemos el grado de adicción del paciente y se le recomienda un tipo de tratamiento u otro, siempre personalizado a las necesidades de cada caso. 

Día Mundial Sin Alcohol 2019

Factor de riesgo en muertes prematuras

El consumo abusivo de alcohol constituye uno de los mayores factores de riesgo en muertes prematuras. 

  •  Un claro ejemplo de ello son los accidentes de tráfico, donde en 2017, el 23% de los accidentes de tráfico mortales se produjeron por el consumo de alcohol o drogas
  • Las autolesiones y episodios de violencia, son otra factor de riesgo, donde la persona que ha ingerido una gran cantidad de alcohol en muchas ocasiones, no recuerda siquiera lo que ha ocurrido.
  • Y de forma directa, el abuso de alcohol está en el origen de numerosas enfermedades como el cáncer, la cirrosis, el infarto, el ictus o la pancreatitis,  además de otros tipos de trastornos físicos y psíquicos.

Desde el grupo Triora aconsejamos a las personas que crean que están padeciendo  un consumo excesivo de alcohol que acudan a los profesionales médicos para que les informen de su estado de salud y, en caso de encontrarse ya con un problema adictivo a la bebida, contacten con los expertos terapeutas que pueden recuperarlo del problema. 

En Triora contamos con un equipo médico-terapéutico con más de 10 años de experiencia en el campo de las adicciones: médicos, psiquiatras, psicólogos, terapeutas ocupacionales, enfermeros, trabajadores sociales… todos ellos dispuestos a ayudar a las personas con problemas de adicción al alcohol y a otras sustancias. 

 

Las 5 señales para estar alerta

Varios son los síntomas que pueden hacer saltar las alertas para saber si el trastorno por consumo del alcohol es una realidad, aquí resaltamos alguno de ellos:

  • Un hecho o un suceso determinado supone un punto de inflexión: lagunas mentales, violencia hacia los demás, autogestiones…
  • Cambios en el aspecto físico visibles. Beber demasiado alcohol puede provocar que nuestro aspecto físico y nuestra apariencia cambien gradualmente y se vayan deteriorando, un empeoramiento de la piel, pérdida de peso… 
  • Reducción de la capacidad de memoria y del autocontrol, dolor de cabeza, náuseas y vómitos. 
  • Inicio de problemas legales: retirada del carné de conducir por ir ebrio, problemas con la autoridad, peleas, absentismo laboral y despidos…
  • Efectos físicos: en el corazón, los efectos del alcohol provocan un aumento en la actividad cardiaca y aceleración del pulso. Cuando el alcohol llega a la sangre, se produce una disminución de los azúcares, lo que provoca una sensación de debilidad y agotamiento físico.

Cuando el consumo de alcohol ha pasado a ser un problema de abuso o un trastorno, es muy importante contactar lo antes posible con un equipo de profesionales. Sin un tratamiento efectivo, es muy difícil que una persona que padezca adicción retome el control de su vida. La mayoría de los afectados por esta clase de dependencia no pueden dejar de beber sin la ayuda de expertos que lo guíen hacía el tratamiento más adecuado.

Igualmente, queremos hacer un llamamiento a los padres para extremar la atención en el acceso de sus hijos a bebidas alcohólicas. La edad media de inicio en el consumo de alcohol se sitúa en torno a los 14 años lo que supone una temprana amenaza y un grave problema de salud achacable en parte a la tolerancia que existe por parte del entorno más cercano de los menores hacia esta extendida droga. 

Trynke

Dr. Joaquín Descals Gilabert
Psiquiatra y Director Médico (​Nº Colegiado: 03/8634) 
Triora Alicante

 



Modelo Triora

El tratamiento de adicciones de Triora es una de las maneras más exitosas para superar la adicción. Utilizando nuestro exclusivo Modelo Triora, tratamos cuerpo, mente y alma para ayudarte a ti y a tu familia a recuperar una vida con sentido. Nuestro equipo profesional provee tratamiento residencial y ambulatorio desde los agradables enclaves de nuestras clínicas privadas de recuperación en Alicante y Málaga, España.

Modelo Triora
  • El 97% de nuestros antiguos pacientes nos recomiendan
  • Alta tasa de recuperación a largo plazo
  • Desde 8 semanas para recuperar el sentido de la vida