El intervencionismo familiar, clave para iniciar un tratamiento para la adicción

A pesar de que la figura del intervencionista familiar lleva más de 40 años trabajando en los países anglosajones, en España estos profesionales están cada vez más presentes y son una de las claves para que una persona con adicción dé finalmente el paso de realizar un tratamiento para su recuperación. Pero ¿en qué consiste el intervencionismo familiar y quién es el intervencionista?

Qué es el intervencionismo familiar

Una intervención es un intento orquestado por una o varias personas, normalmente familiares y amigos, para conseguir que alguien con problemas de adicción se deje ayudar por profesionales para recuperarse. El intervencionista es una persona formada y con experiencia en orquestar esas intervenciones que, junto a la familia y amigos más cercanos, se ha preparado minuciosamente para hacer que el adicto reconozca sus problemas y pida ayuda. 

Normalmente la familia de la persona adicta, cansada de ver cómo éste se hunde en sus adicciones y pierde el sentido de su vida, contacta con un intervencionista profesional para organizar una intervención. 

El intervencionismo familiar, clave para iniciar un tratamiento para la adicción

Cómo son las intervenciones familiares

Las intervenciones familiares puede ser directas o indirectas, dependiendo del grado en el que se encuentre la persona con problemas de adicción. En el caso de las intervenciones directas, normalmente son reuniones de confrontración en las que se involucra a la familia y amigos más allegados del adicto para hacerle ver la necesidad de dejarse ayudar y tratar su problema de adicción. En las intervenciones indirectas, el intervencionista familiar hace un trabajo con la familia co-dependiente para que sean conscientes del problema que sufre y se les enseña a cómo ayudar a alguien con adicción y marcar unos límites para que dicha persona termine aceptando ayuda profesional para iniciar un tratamiento. 

Actualmente existen tres modelos principales de intervención: el Modelo Johnson, el Modelo Arise y el Modelo de Familia Sistémica. Algunos de los profesionales de Triora están formados en el Modelo Arise, cuyas reuniones no buscan la confrontación sino la colaboración entre los miembros de la familia y la persona por la que están preocupados. De hecho, a éste se le invita a la reunión abiertamente para que vaya -preferiblemente- de manera voluntaria y el proceso de la intervención es gradualmente creciente.

¿Funcionan realmente las intervenciones familiares?

Los resultados hablan por sí mismos. Al menos en el Modelo Arise que recomienda Triora, en el 83% de las intervenciones familiares que se realizan con personas que sufren adicciones, más de la mitad (55%) acceden a ingresar en un centro de recuperación e iniciar un tratamiento para su adicción tras la primera reunión de intervención familiar (nivel 1).

El nivel 2 de la intervención familiar funciona como como una Junta de Directores, es decir ningún miembro familiar o amigo de la persona adicta negocia individualmente con él o ella. 

Sólo el 2% de las familias pasan al Nivel 3, que aplica consecuencias graves para el adicto si éste ha decidido continuar negando su condición y no quiere entrar en recuperación. El 80% de las personas adictas que son sometidas a una intervención familiar han entrado en tratamiento.

Curso de formación para intervencionistas familiares en Barcelona

Los días 9, 10 y 11 de junio, José Luis Martínez, creador del modelo de Intervención “Multicultural” y discípulo de la creadora del Modelo Arise, Judith Landau, impartió un curso de formación para intervencionistas familiares en Barcelona, patrocinado por Triora. 



Modelo Triora

El tratamiento de adicciones de Triora es una de las maneras más exitosas para superar la adicción. Utilizando nuestro exclusivo Modelo Triora, tratamos cuerpo, mente y alma para ayudarte a ti y a tu familia a recuperar una vida con sentido. Nuestro equipo profesional provee tratamiento residencial y ambulatorio desde los agradables enclaves de nuestras clínicas privadas de recuperación en Alicante y Málaga, España.

Modelo Triora
  • El 97% de nuestros antiguos pacientes nos recomiendan
  • Alta tasa de recuperación a largo plazo
  • Desde 8 semanas para recuperar el sentido de la vida