Aumento adicciones fármacos opioides

Opiáceos: cuando el uso de fármacos se convierte en abuso

Los opiáceos son fármacos que se administran en pacientes con dolores crónicos, postquirúrgicos u oncológicos. Su consumo continuado produce una dependencia fisiológica que se manifiesta con la aparición de tolerancia al fármaco y de un síndrome de abstinencia que si se retira de manera brusca, llega a provocar adicción.

En los últimos 20 años se ha producido un aumento importante en la prescripción de analgésicos opioides en todo el mundo, sobre todo en Estados Unidos, donde en 2015, los opiáceos causaron la muerte en EE.UU. de 33.000 personas, más del doble de las víctimas por homicidios.

En España, según los últimos datos de Infonova, la utilización extrahospitalaria de opioides en España alcanzó las 13,31 dosis por cada mil habitantes, duplicando prácticamente el consumo de hace siete años.

Según Joaquín Descals, psiquiatra y director médico de Triora Alicante “el perfil del tipo de paciente es de 50 años en adelante, con dolores crónicos por enfermedades, a los que su médico les pauta el medicamento opiáceo. Al ser administrado por el propio paciente, hay una tendencia a automedicarse, aumentando así la dosis administrada y corriendo el riesgo que se convierta en una adicción, ya que, por ejemplo, el Fentanilo, uno de los opiáceos más frecuentes, presenta un riesgo de adicción de 5 a 10 veces mayor que la heroína”.

Para leer el artículo completo, saber cómo actuar y su tratamiento pincha aqui.

Opiáceos: cuando el uso de fármacos se convierte en abuso

Modelo Triora

El tratamiento de adicciones de Triora es una de las maneras más exitosas para superar la adicción. Utilizando nuestro exclusivo Modelo Triora, tratamos cuerpo, mente y alma para ayudarte a ti y a tu familia a recuperar una vida con sentido. Nuestro equipo profesional provee tratamiento residencial y ambulatorio desde los agradables enclaves de nuestras clínicas privadas de recuperación en Alicante y Málaga, España.

Modelo Triora
  • El 97% de nuestros antiguos pacientes nos recomiendan
  • Alta tasa de recuperación a largo plazo
  • Desde 8 semanas para recuperar el sentido de la vida