¿Por qué las personas con TDAH se pueden convertir en adictos?

Constant Mouton de Triora

Constant Mouton, psiquiatra y director médico de las Clínicas Triora en los Países Bajos.

 

Navegando el caos: primera parte

‘Imagina una habitación con miles de televisiones, cada televisión muestra algo diferente. Ahora intenta centrarte en una sola TV sin distraerte’, Damiam DaViking Aird.

Este es el primero de una serie de artículos que pretenden explorar la conexión entre el TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) y la adicción. Se centra en los factores de riesgo para desarrollar una adicción en asociación con el, en ocasiones no diagnosticado, TDAH. En los siguientes artículos veremos la presentación clínica del TDAH en adultos, el diagnóstico del trastorno por déficit de atención e hiperactividad en adicción y cómo tratar estos
trastornos concomitantes.

Aumento del riesgo de adicción

Las personas con TDAH tienen un riesgo entre dos y tres veces mayor de desarrollar un trastorno por uso de sustancias. De hecho, entre el 20 y el 40% de los adultos con TDAH tienen antecedentes de trastornos por consumo de sustancias. En un grupo de pacientes ingresados ​​para un tratamiento de adicción, el 15% -25% tendrá TDAH, a menudo aún sin diagnosticar.

Factores de riesgo para las personas con TDAH

Sin un diagnóstico o tratamiento, las personas con TDAH a menudo consumirán drogas, abusarán del alcohol o de medicamentos para automedicarse. En muchas ocasiones, no saben que tienen TDAH, y los pacientes usarán medicamentos, alcohol o drogas para tratar de dormir o relajarse con el fin de funcionar mejor en su trabajo, o en sus estudios.

La falta de tratamiento para adultos con TDAH crea una serie de complicaciones que ponen a los pacientes en riesgo de desarrollar una adicción. Algunos factores de riesgo asociados a un mayor riesgo de desarrollar adicción en el TDAH son:

  1. Trastornos asociados: El TDAH se asocia con mayores tasas de depresión, ansiedad, trastorno de estrés postraumático, trastornos del sueño y trastorno de conducta. Cada uno de estos trastornos está asociado con un riesgo mayor de desarrollar una adicción si no se trata correctamente.
  2. Riesgo genético: Los factores genéticos también juegan un papel importante. Los genes asociados con la asunción de riesgos y la búsqueda de lo novedoso pueden predisponer al individuo tanto al TDAH como al abuso de sustancias.
  3. Impulsividad: Un síntoma básico del TDAH y la adicción es la impulsividad. Debido al aumento de la impulsividad a una edad temprana, parece haber una mayor tasa de uso experimental de drogas y alcohol a una edad más temprana en el TDAH. Estudios de alcoholismo muestran que cuanto antes sea la primera exposición al alcohol, mayor es el riesgo de convertirse en adicto después. La aparición temprana de abuso de sustancias también se ha asociado con formas más severas del TDAH y con resultados de tratamiento peores tanto para el TDAH como para la adicción.
  4. Comportamiento agresivo temprano: El riesgo de adicción aumenta con el comportamiento agresivo temprano. Sabiendo que el TDAH en la infancia se asocia con trastorno de conducta, la agresión vista en el trastorno de conducta podría pronosticar un mayor riesgo de adicción a lo largo de la vida si no se trata.
  5. Estrés: Si los niveles de estrés de una persona son altos, hay una posibilidad mayor de que se abuse de una sustancia como el alcohol para aliviar ese estrés. Algunas hormonas del estrés están unidas al alcoholismo. Tener TDAH puede llevar a incrementar el estrés debido a la falta de rendimiento crónico y sentimientos de inutilidad. El funcionar mal en el lugar de trabajo y la dificultad para gestionar las relaciones también puede dar lugar a altos niveles de estrés, aumentando consecuentemente el riesgo de adicción.
  6. Soledad y adversidad personal: Por diferentes razones, por ejemplo el hecho de fallar en las relaciones, las personas con TDAH a veces experimentan adversidad personal, lo cual les hace sentir solos e inseguros. La soledad puede llevarles a consumir sustancias para lidiar con su situación, y esto les hace más propicios a tener una adicción.
  7. Desempleo: El TDAH está muy relacionado con altas tasas de absentismo y al desempleo. Estos factores no son solo estresantes sino también pueden llevar al afectado a la pobreza, lo cual también incrementa el riesgo de adicción.
  8. Problemas en relaciones: El TDAH está relacionado con altos índices de conflictos familiares y de pareja. Un sistema de familia estable y una red de contactos son básicos para la recuperación. Sin esto, el riesgo de adicción y de recaída incrementará.
¿Por qué las personas con TDAH se pueden convertir en adictos?

La automedicación en el TDAH

Se dice que la gente abusa de las drogas y del alcohol para sentirse mejor. Esto se da incluso más en personas con TDAH. Como se explicaba arriba, la gente con TDAH a menudo sin saberlo comienzan a usar alcohol o drogas para aliviar los síntomas de la depresión, ansiedad o una baja autoestima, y ​​esto les ayuda a sentirse mejor. Otros pueden darse cuenta de que tomar drogas o alcohol mejorará su concentración y enfoque, ayudándoles a hacer las cosas mejor. A menudo los pacientes luchan contra la idea de ser etiquetados como adictos, porque (temporalmente) funcionan mejor mientras abusan de una sustancia. 

No todo el abuso de sustancias en el TDAH se asocia con la automedicación. Un estudio realizado por la Facultad de Medicina de Harvard mostró que el 70% de los estudiantes con TDAH usaban medicamentos para aliviar los síntomas, mientras que el 30% usaba drogas por el mero hecho de drogarse.

¿Cuáles son las adicciones más comunes en el TDAH?

Los pacientes se automedican tanto con estimulantes como con sedantes, ya que ambas clases de medicamentos alivian parcialmente los síntomas del TDAH. Las sustancias que se abusan más comúnmente en el TDAH son el alcohol y el cannabis (conocidos como depresores), ya que ralentizan toda la actividad neuronal y alivian los síntomas del TDAH. La razón por la que ésta es la adicción más común en el TDAH se desconoce. Lo más probable es que tenga que ver con la disponibilidad y el fácil acceso al alcohol y al cannabis.

Por otro lado, de las sustancias más ‘duras’ como la cocaína, la cafeína y las anfetaminas también se suele abusar debido a su efecto farmacológico en el TDAH. Para los pacientes con este trastorno, el aumento de los niveles de dopamina en la corteza prefrontal conducen a una mejor capacidad para filtrar el procesamiento del entorno, lo que resulta en un efecto calmante. Éste es también el efecto principal de la medicación usada para tratar el TDAH. Por supuesto, el uso de estimulantes no prescritos y no controlados conduce a un empeoramiento de los síntomas y resultados negativos para las personas con TDAH a largo plazo.

Las preguntas sobre el uso de estimulantes prescritos en el tratamiento del TDAH, y la preocupación de que pueden aumentar el riesgo de desarrollar una adicción, parecen haberse respondido finalmente. La evidencia más reciente demuestra que los niños diagnosticados con TDAH a los que se les prescribieron estimulantes bajo una supervisión profesional cuidadosa, tienen un riesgo 50% menor de desarrollar adicción más tarde en la vida. 

La investigación no sólo estudia la adicción a sustancias en personas con TDAH. Cada vez hay más pruebas que vinculan el trastorno con el proceso de adicciones. La evidencia se lanzará pronto, pero liga los síntomas del TDAH al desorden del juego por Internet y al uso adictivo de redes sociales.

¿Qué se puede hacer?

Tratando tanto el TDAH como la adicción, se pueden esperar mayores tasas de recuperación de la adicción. Diagnosticar el TDAH en una persona que lucha con la adicción puede ser un reto. Se debe hacer una evaluación psiquiátrica integral para examinar también otros posibles diagnósticos como la depresión, la ansiedad y el trauma. El tratamiento de diagnóstico dual integrado es clave para el diagnóstico inicial y el tratamiento de esta condición que frecuentemente está sin diagnosticar y sin tratar. El asesoramiento, la terapia cognitivo-conductual, la terapia familiar, los grupos de autoayuda y los tratamientos holísticos son elementos fundamentales de un programa de tratamiento exitoso.

Un plan de tratamiento multidimensional no sólo se centra en el tratamiento biológico, sino también abordar los factores sociales y psicológicos asociados, mejorará los resultados y conducirá a una recuperación más sostenible tanto para el TDAH como para la adicción. Este enfoque multidimensional es la manera más eficaz de rechazar la distracción innecesaria causada por las miles de televisores que compiten por la atención de la persona.

Referencias

  1. Bolea-Alamañac B, Nutt DJ , Adamou M, et.al. (2014) Evidence-based guidelines for the pharmacological management of attention deficit hyperactivity disorder: Update on recommendations from the British Association for Psychopharmacology, Journal of psychopharmacology. 28(3): 179-203.
  2. McGough JJ, Smalley SL, McCracken JT, et.al. (2005) Psychiatric comorbidity in adult attention defecit hyperactivity disorder: findings from multiplex families. Am J Psychiatry 162(9): 1621-7.
  3. Clure C, Brady KT, Saladin ME, et.al (1999) Attention-deficit/hyperactivity disorder and substance use: symptom pattern and drug choice. Am. J. Drug Alcohol Abuse. 25(3):441-8.
  4. Biederman J, Wilens T, Mick E, et al. (1995) Psychoactive substance use disorders in adults with attention deficit hyperactivity disorder (ADHD): effects of ADHD and psychiatric comorbidity. Am J Psychiatry 152(11): 1652-8.
  5. Lee SS, Humphreys KL, Flory K, et.al. (2011) Prospective association of childhood attention-deficit/hyperactivity disorder (ADHD) and substance use and abuse/dependence: a meta-analytic review. Clin Psychol Rev. 31(3):328-41.
  6. Yen J-Y, Liu T-L, Wang P-W et al. (2017) Association between internet gaming disorder and adult attention deficit and hyperactivity disorder and their correlates: Impulsivity and hostility. Addictive behaviours, Vol 64:308-313.
  7. Wilens,T, Zulauf C, Martelon M. (2016) Nonmedical Stimulant Use in College Students: Assiciation with Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder and Other Disorders. J Clin. Psychiatry 77(7):940-7.

 



Modelo Triora

El tratamiento de adicciones de Triora es una de las maneras más exitosas para superar la adicción. Utilizando nuestro exclusivo Modelo Triora, tratamos cuerpo, mente y alma para ayudarte a ti y a tu familia a recuperar una vida con sentido. Nuestro equipo profesional provee tratamiento residencial y ambulatorio desde los agradables enclaves de nuestras clínicas privadas de recuperación en Alicante y Málaga, España.

Modelo Triora
  • El 97% de nuestros antiguos pacientes nos recomiendan
  • Alta tasa de recuperación a largo plazo
  • Desde 8 semanas para recuperar el sentido de la vida