Seis pasos para abordar la adicción en la empresa

Natalia Granados

Escrito por Natalia Granados,
 

 

Los responsables de RRHH de una empresa pueden ser de gran ayuda para empleados con problemas de adicción que quieren realizar un tratamiento de rehabilitación para recuperar el sentido de su vida y volver a ser productivo en su puesto de trabajo. Para descubrir este tipo de empleados con problemas de adicción, es importante que estos profesionales de los Recursos Humanos sepan cómo detectar si un profesional del equipo está desarrollando una adicción a sustancias ilegales, para poder actuar en consecuencia. 

Consejos para ayudar a empleados con una adicción

1. Investiga si hay realmente un problema de adicción entre alguno de los trabajadores: 

  • Lleva a cabo una encuesta interna: es importante averiguar qué saben el resto de empleados sobre los efectos del alcohol o las drogas sobre la salud y la seguridad laboral. ¿Saben las restricciones sobre el consumo de drogas y alcohol dentro de la empresa?

  • Revisa los datos más actualizados sobre las bajas por enfermedad, la productividad de los empleados, los expedientes de accidentes y los problemas disciplinarios, para identificar si las drogas o el alcohol pueden ser una causa. 
  • Identifica las posibles causas de cualquier problema. Las condiciones labores podrían ser un factor importante para un empleado que tiene un problema con el alcohol o con las drogas.

2. Decide qué hacer empezando por hacer estas preguntas:

  • ¿Cuándo es aceptable que los empleados beban durante sus horas de trabajo?
  • ¿Los empleados sabe qué hacer si otro trabajador aparece borracho a trabajar?
  • ¿Los managers saben cómo tratar con un empleado que tiene un problema sospechoso de drogas o de alcohol?
  • ¿Se necesitan pautas especiales para el personal que trabaja en puestos de inseguridad?

Es aconsejable que se consulte a profesionales de la salud, directivos y managers, así como empleados y representantes sindicales, incluyendo a los responsables de la seguridad laboral. Su apoyo será importante para implementar cualquier medida. 

Seis pasos para abordar la adicción en la empresa

3. Actúa: desarrolla e introduce políticas contra el abuso de sustancias y de prevención:

Estas políticas suelen cubrir aspectos como:

  • Por qué y para qué se necesita ese programa de actuación.
  • Cuáles son los objetivos.
  • A quién se aplica.
  • Quién es el responsable de su implementación.
  • Las normas relativas al alcohol y las drogas ilícitas.
  • Cuál es la ayuda disponible para empleados con problemas de alcohol o drogas.
  • Declaración de confidencialidad de que cualquier problema será tratado con estricta confidencialidad.
  • Acción disciplinaria en caso de ser necesaria y cuáles son esas circunstancias.

4. Toma medidas - aumenta la conciencia de los empleados

La explicación de estas políticas contra el alcohol y las drogas de la empresa se puede incluir en el programa de bienvenida proporcionado a los nuevos empleados, y esta formación adicional se puede realizar a través de sesiones en grupo al resto del personal. Proporcionando este tipo de información a los empleados podemos además fomentar una mejor conducta con respecto al alcohol o drogas fuera de las horas de trabajo.

5. Toma medidas - capacita a los directivos y supervisores:

Estos necesitan saber:

  • Las políticas y reglas de la organización sobre alcohol y drogas en el entorno de trabajo.
  • Cómo reconocer los signos de abuso de drogas o alcohol.
  • Qué hacer si se sospecha que alguien tiene un problema de drogas o bebidas.
  •  Las consecuencias de no actuar, especialmente cuando se trata de la seguridad de los empleados.

6. Actúa - ayuda a los empleados

No hay que ignorar el problema. Actuar para prevenir los problemas antes de que ocurran puede ahorrar tiempo y normalmente es mucho más efectivo que esperar hasta que ese problema es demasiado serios para poder ignorarlo. Muchos profesionales recuperan el sentido total sobre sus vidas y regresan a su puesto de trabajo con mayor rendimiento laboral si reciben la ayuda adecuada y a tiempo.

En general, el objetivo de la empresa debe ser ayudar a los empleados adictos. Es importante animar a los empleados interesados ​​en buscar ayuda médica bien empezando por el médico de la empresa, por su médico de cabecera o directamente a un clínica privada como Triora, donde se tratan todos los pacientes con total confidencialidad. 

Los empleados que tienen un problema con la bebida o las drogas tienen los mismos derechos a ser tratados con la misma confidencialidad que otros empleados con otras condiciones médicas o psicológicas, así como a recibir el mismo apoyo por parte de su empresa y compañeros de trabajo. Puesto que puede ser muy difícil para alguien con adicciones admitir que tiene un problema, estos empleados necesitan saber que no serán despedidos inmediatamente sino que se les tratará de acuerdo al problema de salud que tienen.

La acción disciplinaria debe ser el último recurso. Si los responsables de la empresa no intentan ayudar a un empleado cuyos problemas de trabajo están relacionados con la bebida o las drogas, este despido podría ser considerado como improcedente por parte de un tribunal.

Programas personalizados para empresas

Triora cuenta con programas especializados y totalmente personalizados para trabajar junto a grandes y pequeñas empresas en la prevención del abuso de alcohol y drogas en el entorno laboral. Asimismo nuestro tratamiento para la recuperación de las adicciones ayuda a profesionales a volver a sus puestos de trabajo y continuar con una vida plena. 

 



Modelo Triora

El tratamiento de adicciones de Triora es una de las maneras más exitosas para superar la adicción. Utilizando nuestro exclusivo Modelo Triora, tratamos cuerpo, mente y alma para ayudarte a ti y a tu familia a recuperar una vida con sentido. Nuestro equipo profesional provee tratamiento residencial y ambulatorio desde los agradables enclaves de nuestras clínicas privadas de recuperación en Alicante y Málaga, España.

Modelo Triora
  • El 97% de nuestros antiguos pacientes nos recomiendan
  • Alta tasa de recuperación a largo plazo
  • Desde 8 semanas para recuperar el sentido de la vida