Clínicas Triora, un refugio para evitar recaídas en Navidad

Semana de Refuerzo Especial en Navidad

La Navidad se convierte, para las personas que padecen una adicción en activo o están recuperadas, en un tiempo de máximo riesgo para aumentar el consumo de sustancias consumidas habitualmente y, por supuesto, para sufrir una recaída.

Y es que empezamos casi un mes antes con las comidas y cenas de empresa, celebraciones familiares donde el alcohol y otro tipo de drogas suele estar muy presente. Y no sólo hablamos de sustancias, los estímulos directos para las adicciones comportamentales también aumentan: las compras compulsivas, juegos de azar como la lotería, apuestas, juego on line…

Por esta razón, algunas personas, necesitan estar alejadas de estas situaciones sociales que propician estos consumos, ya que se encuentran en una situación de vulnerabilidad extrema. Por este motivo, desde Triora ofrecemos, del 23 de diciembre y hasta el 6 de enero, un espacio de refugio para todos aquellos que sientan que necesitan alejarse de estos impulsos y evitar así posibles recaídas. Una semana de refuerzo en los centros de Málaga y Alicante. También ofrecemos ayuda estas fechas en los centros ambulatorios de Madrid y Barcelona

El ambiente navideño y la emoción de la gente que te rodea en estas fechas tan señaladas hace que puedan aparecer sentimientos de baja autoestima. Es más, puede surgir una gran sensación de soledad, al ver cómo el resto de la gente es feliz y uno se siente obligado a serlo también.

Estas circunstancias no ayudan, por lo tanto, a la recuperación e inserción social para aquellas personas aquejadas de esta enfermedad. Es común que vean alterada su estabilidad psíquica y emocional al encontrarse con momentos de tensión y conflictos personales provocados por la presencia de factores de riesgo para la recaída a lo largo de un periodo de tiempo prolongado.

Semana de Refuerzo Especial en Navidad

Cómo afrontar la Navidad con un problema de adicción

Lo más importante a la hora de afrontar el periodo navideño cuando se tiene una adicción al alcohol u otras sustancias como el cannabis o la cocaína es estar preparado e identificar de antemano los sentimientos y momentos que se van a vivir. En este periodo, en el que la familia y amigos suele juntarse a celebrar, pueden hacerse comentarios que harán sentir incómodo a la persona con el problema de adicción, sobre todo si nadie sabe que está sufriendo este problema. 

Estas son algunas de nuestras recomendaciones:

  • Estar preparado para el periodo navideño.
  • Intentar adelantarse a los sentimientos negativos que se van a experimentar.
  • Hablar con la familia y allegados para explicarles abiertamente el problema de adicción.
  • Evitar los escenarios en los que la adicción pueda hacerse con el control.
  • Si no se es capaz de todo lo anterior, pedir ayuda antes de que llegue la Navidad para comenzar un tratamiento para la adicción en un centro, o bien acudir a algún centro durante las fechas navideñas para evitar tentaciones y posibles recaídas.

En estos casos, no es recomendable esperar al Año Nuevo para buscar ayuda profesional ya que el problema de consumo de sustancias se incrementa en estas fechas y es alargar el problema, con los consiguientes riesgos físicos y psicológicos que conlleva. 

Si crees que este es tu caso o conoces a alguien en esta situación, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Podemos ayudarte. El mejor regalo de estas navidades, eres tú. 

Trynke

 Natalia de Miguel 
 Psicóloga - Terapeuta EMDR 
 Triora MonteAlminara (Málaga)

 



Modelo Triora

El tratamiento de adicciones de Triora es una de las maneras más exitosas para superar la adicción. Utilizando nuestro exclusivo Modelo Triora, tratamos cuerpo, mente y alma para ayudarte a ti y a tu familia a recuperar una vida con sentido. Nuestro equipo profesional provee tratamiento residencial y ambulatorio desde los agradables enclaves de nuestras clínicas privadas de recuperación en Alicante y Málaga, España.

Modelo Triora
  • El 97% de nuestros antiguos pacientes nos recomiendan
  • Alta tasa de recuperación a largo plazo
  • Desde 8 semanas para recuperar el sentido de la vida