Sindrome abstinencia del cannabis y síndrome amotivacional

Síndrome de abstinencia del cannabis en aislamiento

La marihuana o hachís, se elabora a partir de la planta del cáñamo o cannabis. La forma más común de consumirla es fumada, bien sea sola, acompañada de tabaco, o en vaporizador con aceite de cannabis; pudiendo también ser ingerida o bebida. 

El cannabis es la droga ilegal más utilizada en el mundo, siendo cada año mayor el número de consumidores; y aumentando considerablemente en este periodo de cuarenta que estamos viviendo por la pandemia del COVID-19. Su gran éxito es motivado en parte, por la falsa creencia de que se trata de un psicotrópico inocuo y recreativo. 

Es una droga depresora del sistema nervioso que contiene, dentro de sus compuestos, la molécula de THC; un compuesto psicoactivo o psicotrópico que altera las funciones cerebrales de la persona que la consume. Los niveles de la molécula de THC pueden tener un nivel más o menos alto dependiendo de la variedad de la planta de cannabis de la que se trate y del fin para el que esté hecho; conteniendo por ejemplo un nivel de concentración muy baja las variedades que se utilizan para producir cáñamo industrial con fines medicinales. 

Desde los años ochenta se confirma que el cannabis genera adicción, por lo que la interrupción de su consumo de forma brusca genera síndrome de abstinencia, cursando con síntomas tanto físicos como psicológicos. 

¿Cuáles son los síntomas psicológicos y físicos de la adicción al cannabis?

Los síntomas psicológicos que pueden aparecen son: 

  • Irritabilidad.
  • Inquietud.
  • Reacciones súbitas de agresividad.
  • Sensación de ansiedad.
  • Estado de ánimo depresivo.
  • Alteraciones del sueño (insomnio, pesadillas, etc.)
  • Cansancio o fatiga extrema.
  • Disminución del apetito. 

Algunos síntomas físicos son:

  • Cefaleas.
  • Dolor abdominal.
  • Náuseas y vómitos.
  • Espasmos musculares temblores, fiebre y sudoración excesiva, mediante la cual el organismo trata de eliminar las toxinas acumuladas por la sustancia.

Con todo, los síntomas de abstinencia pueden oscilar entre una y cuatro semanas aproximadamente. Dependiendo del nivel de adicción de la persona, del modo de administración de la sustancia y del nivel de concentración de THC en el que se haya mantenido el consumo, la reacción podrá ser más o menos intensa; aun y así, la intensidad de estos variará de una persona a otra. 

En líneas generales, los cannabinoides son sustancias químicas que actúan sobre los receptores del cerebro. Tras el consumo de THC hay un aumento de dopamina que afecta en el sistema de recompensa. Dichas alteraciones son las responsables de anhedonia e insensibilidad a los estímulos placenteros propias del carácter de las personas que abusan del cannabis. Si crees que tienes alguno de estos síntomas, puedes hacer nuestro autotest gratuito y contactar con un especialista si tienes dudas.

Síndrome de abstinencia del cannabis en aislamiento

El síndrome amotivacional

Por ello, antes o después, los consumidores crónicos de cannabis sufrirán el síndrome amotivacional. Un estado profundo de apatía generalizada en el que el individuo pierde la voluntad para realizar tareas y para dirigirse hacia sus propósitos de vida. Queda frenado en su desarrollo e incluso en sus funciones diarias. Se produce una retracción en lo familiar y en lo laboral o académico, provocando el aislamiento del individuo, al que poco a poco sólo le va quedando el interés, o mejor dicho la necesidad, por consumir la droga.

En las personas en las que ha habido una fuerte adicción, el síndrome amotivacional persiste tras el abandono del consumo. Es habitual que las personas que fuman cannabis con tabaco confundan el poder adictivo de la nicotina con el del cannabis; dificultando abandonar cualquiera de ambos consumos por separado. 

Todo ello impele al individuo a recaer nuevamente en el consumo, a fin de evitar los síntomas de abstinencia. 

Debido a que, en comparación con los síntomas de abstinencia producidos por otras sustancias, los síntomas del THC son leves en muchos de los casos, la mayoría de pacientes intentan controlar esta sintomatología por sí solos. No obstante, en todos aquellos consumidores que hayan desarrollado un trastorno severo del consumo, requerirán de tratamiento por parte de un profesional.

Señalar que en medio de la cuarentena por la pandemia del COVID-19, el uso del cannabis ha sido una opción para muchos para luchar contra el aburrimiento, la ansiedad y el insomnio. Pero es conveniente buscar otras formas más saludables, ya que el aparato respiratorio se ve perjudicado con la inhalación de sustancias haciendo que aumente el riesgo de sufrir complicaciones graves por el virus. 

Ponte en contacto con nosotros para iniciar tu tratamiento de recuperación de adicción al cannabis, bien de manera presencial o de manera on line por videoconferencia segura. Porque tu tratamiento, no puede esperar, el momento es ahora. 

Trynke

Marta Nadal
Psicóloga 
Triora Barcelona

 

 



Modelo Triora

El tratamiento de adicciones de Triora es una de las maneras más exitosas para superar la adicción. Utilizando nuestro exclusivo Modelo Triora, tratamos cuerpo, mente y alma para ayudarte a ti y a tu familia a recuperar una vida con sentido. Nuestro equipo profesional provee tratamiento residencial y ambulatorio desde los agradables enclaves de nuestras clínicas privadas de recuperación en Alicante y Málaga, España.

Modelo Triora
  • El 97% de nuestros antiguos pacientes nos recomiendan
  • Alta tasa de recuperación a largo plazo
  • Desde 8 semanas para recuperar el sentido de la vida