Triora te ayuda a combatir el alcoholismo

Alcoholismo

¿Qué es el alcoholismo?

La adicción al alcohol o la dependencia a la bebida, también conocido como alcoholismo, es la forma más grave del consumo problemático del alcohol. Además de sufrir los típicos signos producidos por el abuso del alcohol, un alcohólico tiene también una dependencia física al mismo. Esto significa que ya no puede controlar su consumo de alcohol y experimenta síntomas de abstinencia si intenta dejar de beber.

El alcoholismo es una enfermedad crónica, lo que implica que, una vez que alguien ha desarrollado una adicción, será un adicto para el resto de su vida. Por ejemplo, alguien que tiene dependencia al alcohol, cuando sufre desgaste físico  seguirá siendo un alcohólico, incluso después de que se haya tratado con éxito su adicción. Aunque dicha adicción al alcohol no se puede curar, sí s puede controlar.

Además de crónica, el alcoholismo se considera una enfermedad progresiva y degenerativa con graves consecuencias para la salud y la vida social de la persona. Si bien el alcohol puede generar dependencia a personas de cualquier edad, se considera que su consumo en la adolescencia genera mayor adicción y daños fisiológicos.

La recuperación del alcoholismo requiere del apoyo de la familia, amigos y profesionales por igual. Infórmate sobre el eficaz programa de tratamiento de Triora

¿Cuáles son las causas de la dependencia del alcohol?

Los alcohólicos suelen pensar que debe haber una razón para su adicción y que, una vez que el problema subyacente se resuelve, la adicción también se curará. Lamentablemente, esto no es así, aunque hacer frente a cualquier problema subyacente sí ayudará a adicto al alcohol a mantenerse sobrio a largo plazo.

No es necesario entender la razón por la cual un alcohólico sufre dependencia al alcohol antes de tratar la condición:  un incendio se tiene que apagar  aunque la causa sea desconocida. De la misma manera, las posibles razones del alcoholismo no deberían ser utilizadas como una excusa para seguir abusando del alcohol.

¿Es el alcoholismo genético?

Desde hace mucho tiempo está reconocido que los factores genéticos juegan un papel importante en la adicción al alcohol. Si tu padre o hermanos han padecido alcoholismo, es de tres a cuatro veces más probable que tú puedas sufrir alcoholismo y convertirse en un alcohólico. Esto no significa que con seguridad podrías desarrollar una adicción al alcohol, y tampoco que no puedas recuperarte de ella si padeces alcoholismo en algún momento

¿Cuáles son los otros factores de riesgo?

Cualquier combinación de una variedad de factores genéticos, psicológicos y ambientales pueden jugar un papel en el desarrollo de la adicción al alcohol.

Psicológico

  • Rasgos de personalidad tales como baja autoestima
  • Estrés y ansiedad
  • Problemas de salud mental como la depresión

Social

  • Educación adversa
  • Fácil disponibilidad de bebidas alcohólicas
  • Aceptación cultural
  • Empleo - ciertos grupos están en mayor riesgo, aunque el desempleo es también un riesgo
  • Patrones de comportamiento  - familia, amigos, comunidad, ídolos

"Cuando era estudiante, formé una banda con un amigo. Entramos en un concurso, el “NOS Meervaart Jazz Contest”, y ganamos. Seis meses después estaba tocando 200 conciertos al año. Eso significaba viajar en carretera y  conducir por todo el país, y también por Europa. Tocábamos mucho en Alemania.

Fue una gran fiesta. Era una especie de vida de rock 'n' roll. Y beber era parte de ello. ¡Eso y todo lo demás! Eso está bien, hasta que se convierte en un hábito... Antes de que te des cuenta, han pasado diez años, y se ha convertido en un algo  fijo de tu vida. Cuando te quieres dar cuenta, han pasado otros diez años, y tienes un problema... Todos mis referentes consumían drogas, básicamente. No puedo nombrar a nadie que no lo hiciese. Nunca me di cuenta de que estaba jugando con fuego. No empecé a drogarme porque ellos consumían, por supuesto. Pero era un gran argumento para silenciar mi alter ego". Ben, músico y maestro.

¿Qué consecuencias tiene el alcoholismo?

El consumo de alcohol produce, por un lado, daños a nivel físico y de las capacidades intelectuales, y, por otra parte, afecta al plano social de la persona como consecuencia de las acciones y comportamiento que la bebida causa en las personas.

A nivel individual, el alcohol provoca, con afección de mayor o menor gravedad, según los casos, desinhibición al hablar, pérdida del autocontrol, mareos, vómitos, convulsiones, delirium tremens, coma etílico y muerte por alcohol.

El consumo de bebidas alcohólicas es también responsable de enfermedades del sistema nervioso, cardiovasculares, cerebrales, sistema digestivo, cáncer y anemia, entre otras.

A la vez, el alcohol puede producir en las personas la ejecución de agresiones verbales y físicas, destrozos materiales y provocar accidentes e incluso la propia muerte o de terceros por conducción en estado de embriaguez

¿Se trata de una adicción muy extendida?

El consumo de alcohol es, desde hace años, uno de los hábitos más extendidos en la sociedad. Forma parte de la llamada “cultura popular” y del ocio de un amplio segmento de población. Es, sin lugar a dudas, la droga legal sobre la que se tiene un menor sentido de peligro y de la gravedad de las consecuencias de su consumo excesivo. La estadística refleja que algo menos de la mitad de los jóvenes siguen sin ver un problema el consumo de alcohol.

Los datos a nivel internacional reflejan que cada año mueren 3,3 millones de personas en el mundo por problemas de salud relacionados con el consumo de alcohol, lo que supone una muerte cada diez segundos.

Según los datos de la Dirección General de Tráfico, el alcohol estaría implicado en un 25 por ciento de los accidentes que se producen en las carreteras y, anualmente, más de 100.000 conductores dan positivo en controles de alcohol y otras drogas.

¿Soy alcohólico?

Si tu vida gira en torno al uso del alcohol, el cual se ha vuelto autodestructivo o peligroso para otros y está causando serios problemas en tu casa, el trabajo e incluso a nivel económico, entonces deberías buscar ayuda profesional.

Realiza nuestra autoevaluación para averiguar más sobre los signos del alcoholismo y saber si necesitas reducir, o parar por completo de beber alcohol.



“Sabía que no podía faltar, que no podía beber menos. Solo podía beber más y más, y siempre quería más"

- Ted

Mira el vídeo
"Ponía toda mi atención en la siguiente copa. La necesitaba para relajarme, para parar los temblores y los dolores de cabeza".

- Toos

Mira el vídeo
"Ahora estoy en otra fase de mi vida. Estoy completamente despierto, soy consciente de ello. ¡Es mucho mejor!".

- Ben

Mira el vídeo

Llámame

* Campos requeridos
Tu solicitud esta siendo enviada.


de media de satisfacción en nuestros pacientes holandeses

-


Modelo Triora

El tratamiento de adicciones de Triora es una de las maneras más exitosas para superar la adicción. Utilizando nuestro exclusivo Modelo Triora, tratamos cuerpo, mente y alma para ayudarte a ti y a tu familia a recuperar una vida con sentido. Nuestro equipo profesional provee tratamiento residencial y ambulatorio desde los agradables enclaves de nuestras clínicas privadas de recuperación en Alicante y Málaga, España.

Modelo Triora
  • El 97% de nuestros antiguos pacientes nos recomiendan
  • Alta tasa de recuperación a largo plazo
  • Desde 8 semanas para recuperar el sentido de la vida