Triora puede ayudarte parar de beber ya

¿Qué es el síndrome de abstinencia? Y ¿Cuáles son sus síntomas?

El síndrome de abstinencia es el conjunto de síntomas psíquicos y físicos que crean un intenso malestar y que aparecen al suspender o reducir el consumo de una sustancia que se ha consumido de forma repetida, normalmente durante un periodo de tiempo largo o una dosis elevada. 

Al igual que sucede con la adicción, el síndrome de abstinencia debe ser tratado con ayuda profesional ya que, en el caso del alcohol, si bebemos de forma regular o excesiva, nuestro cuerpo se acostumbra a esta sustancia, por tanto, si eliminamos esa sustancia de nuestra vida, nuestro cuerpo que ya se había acostumbrado a ella la “echa de menos” y reacciona, esto se traduce en malestar físico y mental.  ¿Esto es algo serio? ¿Deberíamos preocuparnos si nos pasa a nosotros o a un ser querido? La respuesta es sí, y por ello, cuando se decide dejar de consumir, es preciso ponerse en manos profesionales para que, entre otras cosas, te ayuden a controlar el síndrome de abstinencia para poder evitar de esta forma problemas de salud más graves.  Además, como familiar o amigo de una persona que está pasando por este proceso, recibir tu apoyo es fundamental para que esta persona pueda resistir el impulso de volver a beber. Es importante evitar cualquier desencadenante o situaciones que puedan hacer que desee alcohol. Esto podría implicar evitar ciertos lugares o personas.
A continuación, puedes ver el testimonio de dos de nuestros pacientes que pasaron por el síndrome de abstinencia antes de buscar ayuda profesional para superar su adicción al alcohol. Una vez que decidieron tratarse, acudieron a nuestro centro donde se les bridó la ayuda y herramientas necesarias para pasar estos síntomas de la mejor manera posible y lograr, finalmente, superar la adicción al alcohol. Ahora llevan vidas plenas y gratificantes tras haber seguido el exitoso tratamiento contra la adicción al alcohol de Triora.

Mi experiencia con el síndrome de abstinencia

"Solía levantarme muy tarde. Y solo esperaba a que dieran las cuatro. Esa era la hora de tomar mi primera copa del día. Aparte de esto, había muy poca actividad en mi vida. Mi única actividad, que me iba bien, era cocinar, porque en mi cocina tenia organizado varios escondites donde siempre podía encontrar algo de alcohol o esconder alguna bebida. Y siempre inventaba platos que tardaban mucho en realizarse para poder quedarme en la cocina hasta relajarme un poco. No todos los días eran iguales… pero sí seguían el mismo formato. Lo cierto era que cuando bebía podía llegar a ser muy agresiva. Hice cosas terribles". - Toos

Síntomas típicos del síndrome de abstinencia

El síndrome de abstinencia del alcohol se caracteriza por temblor, sudoración, ansiedad, agitación, depresión, náuseas y malestar general. Aparece de 6 a 48 horas después de suspender el consumo de alcohol y, si no hay complicaciones, remite al cabo de 2 a 5 días. Puede complicarse con crisis de gran mal y progresar a delirio (denominado delírium tremens). 

Toos relata su testimonio dónde explica que sufrió muchos de los siguientes síntomas típicos del síndrome de abstinencia:

  • Cefalea
  • Nausea y vómitos
  • Temblor y sobresaltos
  • Cansancio y sueño alterado y pesadillas
  • Inquietud
  • Irritabilidad que puede dar lugar a la agresividad.
  • Falta de apetito
  • Falta de claridad a la hora de pensar
  • Sudores.
  • Depresión
  • Fatiga

Otro de los pacientes que pasó por este trance es Ben que relata lo siguiente: 

"Tuve una resaca brutal, y éstas llegaron a ser terriblemente intensas. Hay veces que hasta piensas que estás muriéndote. Muchas veces estaba tan borracho que me despertaba de repente porque se me olvidaba respirar. Estaba casi al borde de un coma etílico. Estaba tan intoxicado, tan profundamente afectado por la influencia del alcohol, que mi sistema nervioso dejó de funcionar. Tenía miedo a dormir… fueron unos días horribles. Sufrí temblores y sudores". - Ben

Sintomas graves de abstinencia

Ben sufrió síntomas graves de abstinencia, unos síntomas que si no los controlas rápido pueden llegar a ser mortales. Los síntomas de abstinencia más graves también pueden incluir fiebre, convulsiones y delírium trémens (DT). El DT puede causar confusión, pánico y alucinaciones (ver, oír o sentir cosas que no son reales). El DT puede ser muy grave si un médico no lo trata.

Afortunadamente, Ben ingresó en una clínica para desintoxicarse y buscó ayuda para recuperarse de su adicción al alcohol. Es importante buscar atención medica inmediatamente si experimentas estos síntomas, aunque parezcan ligeros al principio, porque rápidamente pueden empeorar:

  • Pulsaciones rápidas
  • Convulsiones
  • Alucinaciones
  • Fiebre
  • Confusión intensa
  • Fallo hepático

¿Necesito parar de beber?

¿Necesitas – o algún familiar tuyo – beber para dejar de temblar por las mañanas? Si la respuesta es afirmativa, si necesitas – o necesita – beber para aliviar los síntomas como temblores – o cualquiera de los síntomas antes nombrados – es que estás experimentando abstinencia alcohólica. No importa si tus síntomas son leves o graves es importante que busques ayuda profesional. El médico tiene que conocer tu problema y si has pasado antes por esto. Él tratará y controlará tus síntomas para asegurarse de que no den lugar a otros problemas de salud. Si experimentas abstinencia más de una vez y no recibes tratamiento, estos síntomas pueden empeorar gravemente. 

Si crees que tú – o algún familiar –  puede estar pasando por una adicción, pero no estás seguro haz nuestro test gratuito del alcohol para tener más información sobre cómo reconocer el alcoholismo y saber si necesitas reducir, desintoxicarte o parar de beber totalmente.

Si finalmente descubres que tienes una adicción al alcohol y quieres superarla, consulta con un médico antes de dejar el consumo. El médico te puede proporcionar el apoyo que necesitas para tener éxito en tus esfuerzos para dejar de beber y reducir o controlar los síntomas del síndrome de abstinencia. 



Antes de que te des cuenta, han pasado diez años y se ha hecho fijo en tu vida. Antes de que te des cuenta, han pasado otros diez años – y ya tienes un problema.

- Ben

Ver la historia
"Al final fue un alivio ingresarme ahí. Había gente muy buena en mi grupo en la clínica… me apoyaban mucho."

- Ted

Ver la historia
"Pero me han perdonado, y me han vuelto a abrazar de nuevo – “¡qué maravilla! tenemos a la Toos de siempre”. Estos también son los regalos que te trae la recuperación."

- Toos

Ver la historia

Primera valoración gratuita

* Campos requeridos
Enviando su solicitud a nosotros.

de media de satisfacción en nuestros pacientes holandeses

-


Modelo Triora

El tratamiento de adicciones de Triora es una de las maneras más exitosas para superar la adicción. Utilizando nuestro exclusivo Modelo Triora, tratamos cuerpo, mente y alma para ayudarte a ti y a tu familia a recuperar una vida con sentido. Nuestro equipo profesional provee tratamiento residencial y ambulatorio desde los agradables enclaves de nuestras clínicas privadas de recuperación en Alicante y Málaga, España.

Modelo Triora
  • El 97% de nuestros antiguos pacientes nos recomiendan
  • Alta tasa de recuperación a largo plazo
  • Desde 8 semanas para recuperar el sentido de la vida