Test para detectar la adicción al alcohol

Test gratuito para detectar síntomas de adicción al alcohol

¿Quieres dejar / reducir el consumo de alcohol pero no puedes?

¿Bebo demasiado alcohol?

¿Qué es mantener una relación sana con el alcohol? ¿Cuántas cervezas, vinos o copas están permitidas, o cuándo es una más y hasta qué cantidad son demasiadas?

La ingesta de alcohol máxima recomendada es de 3 o 4 unidades para los hombres, y 2 o 3 para las mujeres. Sin embargo, un consumo moderado de alcohol puede traer efectos secundarios no bienvenidos, y el umbral es mucho más bajo de lo que la mayoría de la gente piensa. Como muchas otras drogas, el alcohol puede convertirse en una adicción

Un 78% de los españoles mayores de 15 años consume alcohol, una cifra que indica el progresivo aumento del consumo de esta sustancia perjudicial y adictiva por igual, aunque también es un fenómeno que pasa desapercibido.

Muchas personas ven en el alcohol la válvula de escape cuando las circunstancias de la vida no son las mejores, pero es un camino que a largo plazo solo tiene consecuencias negativas. El problema de la adicción al alcohol es que se desarrolla de manera latente, sin que la persona se dé cuenta hasta que ya es demasiado tarde. Es entonces cuando el ámbito más afectado es el familiar, siendo ellos los principales testigos de cómo día tras día su ser querido va siendo consumido por su enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas alarmantes de un problema con la bebida?

Pregunta a la persona que quieres y crees que puede estar desarrollando una adicción al alcohol, o pregúntate a ti mismo si crees que bebes demasiado, cómo de importante se ha convertido el alcohol. ¿Te puedes imaginar sin beber? ¿Tener bebida en casa se ha convertido en un deber? ¿Se ha convertido en una obsesión esa siguiente bebida? 

Aquí hay algunos de los típicos signos de alarma a tener en cuenta si tienes un ser querido que crees que está bebiendo demasiado alcohol, o tú mismo estás preocupado por beber de más. 

1. No puedes reducir el consumo de alcohol o pararlo

Cada vez pasas más tiempo bebiendo, buscando bebida o recuperándote de los efectos del alcohol. Tienes incluso antojos con bebidas alcohólicas. Quizá has intentado dejar de beber pero no has podido. Si tienes síntomas del síndrome de abstinencia cuando intentas dejar de beber, este podría ser otra señal de alarma de que es momento de buscar ayuda médica profesional. 

"Empecé a beber cuando era muy joven. Gradualmente comencé a beber cada vez más. Al principio da mucho gusto. Bebí durante cuarenta años. Creo que disfruté bastante los primeros veinte, pero en un cierto punto llegas demasiado lejos. Al final, sentía cuando llegaba a ese punto... cuando supe que no podía dar marcha atrás. Había ido demasiado lejos hasta que ya era tarde, no había vuelta de hoja". Ted

2. Cuando escondes que bebes

Quizá empezaste a beber solo, pero si escondes que bebes a tus amigos y a tus seres queridos, también estás ocultándote un problema a ti mismo. 

"Me levantaba muy tarde y ya estaba deseando ponerme a beber -sobre las 4 de la tarde. Ya era hora de tomarme mi primera copa... Mi única actividad, la cual hacía muy bien, era cocinar. En mi cocina me las había apañado para tener un gran número de sitios estupendos para encontrar algo de alcohol, o esconderlo. Y siempre me inventaba platos que requerían mucho tiempo para cocinarse, por lo que podía quedarme en la cocina hasta que me relajaba un poquito". Toos

3. Tu problema con la bebida está afectando negativamente a tu vida

No puedes mantener el ritmo en el trabajo, en casa o en tus estudios porque bebes demasiado. La bebida está empezando a interferir con tus relaciones personales y profesionales. Quizá continúas bebiendo aunque eso esté poniendo en peligro tu vida y la de otros. 

"Después comencé a retirarme demasiado de la vida social. Ya no iba a cumpleaños o reuniones. Me volví muy solitaria". Toos

"Todas tus relaciones empiezan a fallar... Ves como tu carrera profesional se queda atrás. Físicamente también estás en forma". Ben

4. Tu problema con el alcohol está afectando a tu salud

Abusar del alcohol puede llegar a afectar seriamente a tu salud, tanto física como psicológicamente. Una de las señales de alarma que antes aparecen es empezar a dormir mal. Casi el 60% de los alcohólicos sufran insomnio. El gráfico de abajo da información sobre los posibles efectos del alcohol a largo plazo. 

Posibles efectos del alcohol

5. Tu familia y tus amigos están preocupados por tu problema con el alcohol

Si tus seres queridos están preocupados porque tu problema con la bebida se te está yendo de las manos, quizá sea momento de escucharlos. Si has desarrollado una adicción al alcohol, normalmente serás la última persona en darte cuenta de que se ha convertido en un problema. Descubre más sobre los síntomas y los efectos del alcoholismo

Deja de beber con Triora

Si los resultados del test determinan que tu consumo de alcohol es un problema de abuso o un transtorno, te recomendamos que contactes lo antes posible con nuestro equipo para conocer el efectivo tratamiento de Triora, clínica especializada en el tratamiento y rehabilitación de personas que sufren adicción al alcohol, drogas o juegos de azar, entre otras. 

Todo el mundo se merece tener una vida plena. Triora te ofrece un tratamiento privado para el alcohol, de alta efectividad y éxito probado, para ayudarte a dejar de beber y mantenerte sobrio. En el Modelo Triora, nuestra exclusiva aproximación holística, se integra una exitosa combinación de tratamientos psicológicos y médicos, en sesiones grupales o a través de coaching personal.

La mayoría de las personas con dependencia al alcohol no pueden dejar de beber sin ayuda profesional. La plantilla de profesionales Triora está formada por un gran equipo de médicos, psiquiatras, psicólogos, enfermeros, trabajadores sociales y asesores expertos en adicciones, cada uno de ellos con más de 20 años de experiencia en el tratamiento de las adicciones.

Nuestro equipo interdisciplinar de profesionales puede ayudarte a retomar el control de tu vida y a que tu vida vuelva a tener sentido.