965 150 965
Las mujeres a menudo tratan de ocultar sus problemas de adicción. No tengas miedo: pide ayuda.

Mujeres y adicción

El alcohol y las mujeres

Los últimos estudios revelan que las mujeres consumen cada vez más alcohol. De hecho, según el estudio publicado recientemente en la revista "Alcoholism: Clinical and Experimental Research", el número de mujeres que reconocieron beber regularmente entre 1997 y 2014 había aumentado en un 9 por ciento.

En España, el consumo de alcohol entre las mujeres también está aumentando. Así lo muestra también el estudio 'Percepción del alcohol en España', realizado por el laboratorio Lundbeck, que señala que el 14,5% de las mujeres admite beber una o más veces a la semana, y el 29% lo hace al menos dos veces mensuales.

Este aumento se está observando sobre todo en mujeres profesionales, independientes y con carrera universitaria, entre quienes el consumo de alcohol se en algunos casos a niveles preocupantes.

¿Por qué beben las mujeres?

En principio, una adicción se desarrolla de la misma manera en una mujer que un hombre. 

No podemos negar  que la sustancia tiene un gran poder adictivo, pero a la hora de buscar soluciones, en Triora creemos que hay que dar un paso más, y poder trabajar desde la persona. Poder entender desde ese lugar, qué facilitó que la relación con el alcohol llegase a ser patológica.

Las mujeres por lo general comienzan a beber por estrés o por otros problemas anímicos como la ansiedad, soledad, depresión...

Mujeres como las mencionadas antes, exitosas y con una carrera profesional en alza, pueden comenzar a beber para calmar su estrés laboral, familiar, e incluso por la combinación de ambos. Pero sin embargo, hay otros motivos por el que las mujeres comienzan a beber de manera preocupante, como puede ser por tener hijos y verse desbordadas, o no tenerlos y sentirse deprimidas, por la transición entre juventud y época adulta, por su situación sentimental, por la pérdida de trabajo, de un ser querido, un divorcio, etc. Cuando la mujer se encuentra, por un lado con mucha exigencia, y por otro con falta de capacidad para tolerar la frustración porque las cosas no suceden como ella querría, o por no poder aceptar ciertas pérdidas, el alcohol viene a silenciar el malestar que esto provoca.

Algunas investigaciones ya indican que un 70% de las mujeres que informan haber abusado de drogas, también declaran antecedentes de maltrato físico y sexual. 

Toos era directora de una aseguradora de salud, y adicta al alcohol. "Estoy muy contenta de haberme reencontrado a mí misma. De ser alguien que vale la pena amar. Porque ya no me siento más sola. Soy alguien. Tengo mi lugar en el mundo... Estar contenta no es la palabra adecuada: ¡Hey, lo he logrado!". Lee su historia con la bebida y su recuperación

Toos era directora de una aseguradora de salud, le encantaba cocinar, y adicta al alcohol. "Estoy muy contenta de haberme reencontrado a mí misma. De ser alguien que vale la pena amar. Porque ya no me siento más sola. Soy alguien. Tengo mi lugar en el mundo... Estar contenta no es la palabra adecuada: ¡Hey, lo he logrado!". Lee su historia con la bebida y su recuperación

Cómo actúan las mujeres ante el problema de adicción

Por norma general, las mujeres adictas esconden su adicción al alcohol hasta que finalmente son descubiertas por su entorno familiar. Cuando la mujer se empeña en poder abarcar todos los aspectos de su vida, y ser la mejor madre, la mejor trabajadora, la mejor hija, la mejor hermana, la mejor cuñada, la mejor vecina... , pueden acabar cobijándose en ocasiones en el alcohol para poder llegar a todo sin colapsarse, no aceptando así sus propios límites. Esto deriva en abusar del alcohol para ocultar problemas, preocupaciones, e incluso sentimientos, y no reconocer que se necesita ayuda. Por ello en Triora se trabaja en ayudar a las pacientes a aceptar sus propios límites, las pérdidas de aquello que no puede ser o que fue y ya no es, permitiéndose así sentir las emociones que forman parte de todo este proceso y que además son las que nos guían hacia el lugar donde queremos ir. 

¡Cuídate! No estás sola

Las mujeres a menudo tratan de ocultar su problema con el alcohol, con lo que la adicción tarda varios años en dar la cara.

Sin embargo, el cuerpo de una mujer es mucho más vulnerable al alcohol que el de un hombre. Las mujeres se ven afectadas por la misma cantidad de alcohol mucho más rápido que un hombre; también el daño físico debido al alcohol en las mujeres les afecta mucho más deprisa. 

Así que si el alcohol te está afectando y crees que puedes tener un problema: no estás sola. Hoy en día, la sociedad es consciente de que la adicción al alcohol es una realidad, y supone un problema. No tienes por qué avergonzarte. Ponte en contacto con nuestro equipo y déjanos ayudarte. 



"He vuelto a recuperar mi vida, disfruto mi trabajo como DJ más que nunca y soy mucho más feliz que cuando me drogaba".

- Sofía Cristo

Mira la historia
"Hasta que no estuve en peligro de muerte tras haber estado hospitalizada dos veces, no fui capaz de admitir que tenía un problema".

- Wijntje

Mira la historia
"Vivía pensando en que llegasen las cuatro de la tarde, que era la hora en la que me tomaba la primera copa".

- Toos

Mira la historia

Modelo Triora

Nuestro tratamiento privado para las adicciones ha demostrado ser una de las formas más exitosas para ayudar a los pacientes a recuperar el control de sus vidas. Te ayudamos, a ti o a un allegado tuyo, a volver a encontrar el sentido en tu vida, desde 8 semanas. ¡Te ofrecemos la oportunidad de cambiar de vida, para siempre y entre personas como tú!

Modelo Triora
  • El 97% de nuestros antiguos pacientes nos recomiendan
  • Alta tasa de recuperación a largo plazo
  • Desde 8 semanas para recuperar el sentido de la vida
phone icon

Llama hoy mismo al 965 150 965