Te ayudamos a tratar tu adicción

Adicciones en Madrid

Si vives en Madrid y estás buscando un tratamiento para superar una adicción, en Triora contamos con un centro de tratamiento ambulatorio en pleno centro de Madrid, fácilmente comunicado y accesible desde cualquier punto de la ciudad.

El tratamiento que ofrece Triora Madrid es un tratamiento ambulatorio indicado para pacientes que sufren adicción pero no están aún en una fase demasiado severa de la enfermedad. 

Pero si lo que buscas es un centro privado para la rehabilitación de tu adicción y estás en Madrid, te recomendamos conocer nuestras clínicas y tratar tu condición fuera de tu entorno, bajo seguimiento médico especializado y con total confidencialidad. 

Primera consulta gratuita

Trata tu problema de adicción en Madrid, sin tener que dejar de lado tus compromisos y obligaciones diarias.  Para ello, pide información y cuéntanos tu caso para que nuestro equipo terapeútico valore si este tratamiento ambulatorio es apropiado para ti. Déjanos tus datos y te llamaremos lo antes posible. 

* Campo obligatorio
Enviando su solicitud a nosotros.

Primera valoración gratuita

* Campos requeridos
Enviando su solicitud a nosotros.

Los alcohólicos no son los únicos que sufren cuando padecen una adicción a la bebida.

- Convivir con un alcohólico

Lee la información
“Hoy salgo de aquí después de un mes de tratamiento para el alcohol. Llegué bastante mal y hoy me encuentro como nunca hubiese imaginado".

- Lee las opiniones de ex pacientes

Opiniones sobre Triora


Modelo Triora

El tratamiento de adicciones de Triora es una de las maneras más exitosas para superar la adicción. Utilizando nuestro exclusivo Modelo Triora, tratamos cuerpo, mente y alma para ayudarte a ti y a tu familia a recuperar una vida con sentido. Nuestro equipo profesional provee tratamiento residencial y ambulatorio desde los agradables enclaves de nuestras clínicas privadas de recuperación en Alicante y Málaga, España.

Modelo Triora
  • El 97% de nuestros antiguos pacientes nos recomiendan
  • Alta tasa de recuperación a largo plazo
  • Desde 8 semanas para recuperar el sentido de la vida