965 150 965

¿Cómo y por qué se producen las adicciones?

Primero es necesario aclarar que los estudios (según Addict Science) muestran que no todos los consumidores se vuelven adictos, que no todo el que inicia un hábito acabará descontrolándose. Ésta siempre ha sido una gran duda: ¿Por qué algunas personas pueden consumir drogas sin convertirse en adictos y otras no? Para contestar a esta pregunta hay que adentrarse en el proceso fisiológico de la adicción y las diferencias que puede haber entre los sujetos.

Se han estudiado varios factores que pueden incidir en el aumento de probabilidad de que una persona se vuelva adicta y cuáles son las vías para protegerla de ello. Principalmente se habla de factores genéticos o ambientales, los cuales ejercen una influencia equivalente en el individuo, siendo en algunos casos los genéticos ligeramente predominantes. Hay que destacar además que ambos interactúan entre sí. Esto es observable por ejemplo en personas que actúan como adictos desde la primera toma, mientras que otras tardan mucho más. De hecho estos factores explican porque se producen diferentes efectos de una misma droga en diferentes personas o de diferentes drogas en una misma persona. 

La estimulación de la actividad adictiva se produce a través de dos planos: el fisiológico, donde se logra una recompensa y donde se puede ver predominantemente en adicciones por substancias, y el psicológico, donde se ejerce un aprendizaje por acondicionamiento y hay una serie de estímulos condicionados.

En el caso de las adicciones por sustancias, y en un plano fisiológico, todo empieza por la diferenciación entre el concepto de uso y abuso. El abuso implica la continuación del consumo de la substancia a pesar de las consecuencias negativas que acarrea para la persona. La siguiente fase corresponde a la dependencia, donde ya se es adicto, y donde entra en juego la tolerancia a la droga. Contra más tolerante se es, más droga se necesita para lograr los mismos efectos. A todo ello, la persona sufre de síndrome de abstinencia cuando no se encuentra bajo los efectos de la substancia, y aparece el ‘craving’, que es el deseo muy fuerte de consumir. Todas estas circunstancias conllevan un deterioro importante en la vida de la persona, ya que genera una inestabilidad tanto a nivel físico como psicológico por la pérdida de la independencia y por los efectos que causan las drogas. Toda persona adicta empieza por una fase de abuso del consumo, eso sí, los síntomas físicos varían según la substancia, tanto a nivel de efectos de la droga como de fase de intoxicación o abstinencia. Por ejemplo, los síndromes de abstinencia más graves son los de la heroína y el alcohol, pudiendo ser éste último potencialmente mortal, si no se previene y se trata adecuadamente.

¿Cómo y por qué se producen las adicciones?

¿Y qué hay del plano psicológico? La búsqueda de una droga inicialmente es una conducta guiada por un objetivo que luego tiene una recompensa (el “colocón”). Este tipo de aprendizaje asociativo es llevado a cabo por la región dorsomedial del estriado cerebral. Esta área se asocia al reforzamiento y el sistema de recompensa dopaminérgico. Sin embargo, cuando la recompensa disminuye, la intensidad o deseo de buscar la droga disminuye, o así debería ser. ¿Qué ocurre entonces? En los consumidores a largo plazo, esta disminución de la recompensa no disminuye el deseo de búsqueda de la droga, esto ocurre porque paralelamente está ocurriendo otro proceso de aprendizaje en el cerebro, es decir, un aprendizaje por condicionamiento. Tras muchas repeticiones de la conducta, el consumidor acaba asociando la recompensa con lo que le rodeaba mientras la sentía. Por ejemplo, cualquier polvo blanco, la habitación donde se drogaba, la persona con la que consumía, la canción que sonaba, el sonido de quemar la droga, etc… Esos estímulos adquieren el valor de estímulos condicionados y son de por si suficientes para inducir a la búsqueda de la droga, para inducir esa motivación que por el otro sistema había disminuido. Ese segundo proceso ocurre en la región dorsolateral del estriado, en conexión con el córtex sensoriomotor.

Confiamos en que este post haya podido aclarar dudas acerca de cómo se producen las adicciones y por tanto cómo pueden detectarse en las primeras fases. 



Modelo Triora

Nuestro tratamiento privado para las adicciones ha demostrado ser una de las formas más exitosas para ayudar a los pacientes a recuperar el control de sus vidas. Te ayudamos, a ti o a un allegado tuyo, a volver a encontrar el sentido en tu vida, desde 8 semanas. ¡Te ofrecemos la oportunidad de cambiar de vida, para siempre y entre personas como tú!

Modelo Triora
  • El 97% de nuestros antiguos pacientes nos recomiendan
  • Alta tasa de recuperación a largo plazo
  • Desde 8 semanas para recuperar el sentido de la vida
phone icon

Llama hoy mismo al 965 150 965