965 150 965

El consumo de drogas y su relación con las enfermedades mentales

El consumo de alcohol y otras drogas conllevan mayores probabilidades de desarrollar un trastorno mental, aunque no están claras las causas por las que una persona puede llegar a desarrollar estas adicciones. En muchos casos se puede detectar la coexistencia de problemas de salud mental y de trastornos en el uso de substancias. 

Teóricamente, cierta predisposición genética a padecer el trastorno mental debe combinarse con factores ambientales para que vaya desarrollándose, tales como el consumo de drogas.  Ejemplo de ello es que muchas personas adictas a las drogas también reciben el diagnóstico de otros trastornos mentales, y viceversa. Los toxicómanos tienen el doble de probabilidades de sufrir trastornos en sus estados de ánimo o niveles de ansiedad.

Los trastornos mentales que más se vinculan al consumo de drogas son la depresión, los trastornos de ansiedad, la esquizofrenia y los trastornos de personalidad. Hay casos, como en el de la esquizofrenia, en que no está claro si tomar drogas favorece el desarrollo de la enfermedad, o si por el contrario las personas que la padecen consumen para aliviar sus síntomas. Lo que sí se ha demostrado es que, en el caso del cannabis, el consumo a una edad temprana facilita la aparición de esta enfermedad.

La patología dual, llamada así cuando se padece tanto un trastorno adictivo como mental, se diagnostica a partir de diversos síntomas por los que se acude a consulta, entre los que se encuentran un alto nivel de impulsividad, como la agresión o la violencia, un desorden rutinario de la convivencia en familia, o ideas paranoides y distorsión de la realidad. Según la Sociedad Española de Patología Dual, seis de cada diez drogodependientes padecen un trastorno mental, pacientes de “puerta giratoria” que se caracterizan por entrar y salir de hospitales y centros psiquiátricos.

El consumo de drogas y su relación con las enfermedades mentales

El papel de la familia en la rehabilitación de estos casos en que el paciente también sufre un trastorno mental es fundamental, puesto que desempeña un papel muy importante en el proceso de tratamiento. Un clima familiar positivo y apropiado aumenta tanto el éxito terapéutico como la estabilidad mental. 
La concurrencia de patología adictiva y otra patología psiquiátrica constituye uno de los desafíos más interesantes para los próximos años, no sólo desde la perspectiva de la investigación de los mecanismos neurobiológicos subyacentes, sino en el desarrollo de estrategias terapéuticas adecuadas tanto en el ámbito profesional como en el entorno del tratamiento. Triora es una clínica innovadora en ese aspecto, pues su visión holística sobre el tratamiento de las adicciones se centra en el ámbito psicológico y espiritual, con la finalidad de generar estabilidad mental e ilusión en el paciente.



Modelo Triora

Nuestro tratamiento privado para las adicciones ha demostrado ser una de las formas más exitosas para ayudar a los pacientes a recuperar el control de sus vidas. Te ayudamos, a ti o a un allegado tuyo, a volver a encontrar el sentido en tu vida, desde 8 semanas. ¡Te ofrecemos la oportunidad de cambiar de vida, para siempre y entre personas como tú!

Modelo Triora
  • El 97% de nuestros antiguos pacientes nos recomiendan
  • Alta tasa de recuperación a largo plazo
  • Desde 8 semanas para recuperar el sentido de la vida
phone icon

Llama hoy mismo al 965 150 965