Las adicciones también impactan en el lugar de trabajo

En España, según una investigación europea, se registran cada año 51000 nuevos pacientes por abuso de alcohol y de otras sustancias. Los últimos años de crisis, con una situación económica deteriorada, han contribuido a aumentar el abuso o dependencia de la bebida. De este modo, este aumento también se ha visto reflejado en las empresas, donde se han incrementado los accidentes de trabajo causados por el consumo de alcohol, hasta el punto de que uno de cada siete accidentes laborales podrían producirse por esta causa. 

Según algunos estudios, la mayoría de trabajadores que sufren este problema alegan que es porque no les gusta su trabajo. Otros, pero en menor medida, alegan motivos como la influencia social, los problemas de relación, el aburrimiento, las condiciones de empleo y por último, los problemas laborales. 

Sin duda esta situación puede convertirse en un problema para el empresario con los consiguientes perjuicios económicos, ya sea por accidentes en el trabajo, incremento de las bajas laborales, disminución del rendimiento, una influencia negativa en el ambiente de trabajo - problemas como discusiones o peleas con los compañeros -  y mayor absentismo laboral (en estos casos, los trabajadores pueden llegar a ausentarse incluso seis veces más de lo normal). Pero detectarlo, no siempre es fácil para el empresario, como tampoco lo es la forma de abordarlo.

Para detectarlo a tiempo, el empresario debe estar atento a algunos síntomas de adicción que pueden ser reveladores, como periodos de enfermedad más duraderos de lo normal; ausencias en el trabajo; signos visible como la sudoración excesiva, mover mucho las manos o un aspecto descuidado; relaciones de trabajo conflictivas, falta de productividad o trabajo insuficiente o avisos de abusos por parte de compañeros.

Para el empresario que se enfrenta a empleados con posibles problemas de adicción, puede ser muy útil: establecer una política clara con respecto al consumo de drogas y alcohol; establecer claramente las consecuencias de violar las reglas (aviso, suspensión o despido); e involucrar al médico o psicólogo de la empresa o a centros de rehabilitación como Triora. También es importante identificar las condiciones de trabajo o la situación personal de los trabajadores para poder prevenir una adicción, así como suministrar información a los trabajadores sobre los riesgos y la prevención del consumo de alcohol y drogas. 

Normalmente el empresario, aun consciente de que el proceso de recuperación puede ser lento y las posibilidades de recaída, debería solicitar tratamiento para el empleado con el objetivo de ayudarle en su adicción.

Las adicciones también impactan en el lugar de trabajo

Modelo Triora

El tratamiento de adicciones de Triora es una de las maneras más exitosas para superar la adicción. Utilizando nuestro exclusivo Modelo Triora, tratamos cuerpo, mente y alma para ayudarte a ti y a tu familia a recuperar una vida con sentido. Nuestro equipo profesional provee tratamiento residencial y ambulatorio desde los agradables enclaves de nuestras clínicas privadas de recuperación en Alicante y Málaga, España.

Modelo Triora
  • El 97% de nuestros antiguos pacientes nos recomiendan
  • Alta tasa de recuperación a largo plazo
  • Desde 8 semanas para recuperar el sentido de la vida