965 150 965

¿Todas las personas que sufren una adicción consumen en las mismas situaciones?

Las adicciones abarcan un abanico muy grande y complejo de contextos y situaciones de consumo, hasta el punto de convertir cualquier momento en una ocasión perfecta para consumir. Aunque cada adicción presenta variaciones sobre las consecuencias que conllevan a nivel físico, guardan muchas similitudes en el comportamiento psicológico y sobre todo social. 

Hay en esencia dos tipos de motivaciones que generan la necesidad de consumir sustancias o realizar actividades adictivas: los estímulos de respuesta social y los experimentales. 

¿Todas las personas que sufren una adicción consumen en las mismas situaciones?

Entre los estímulos sociales para consumir se engloban ciertas motivaciones relacionadas con la mente del individuo. Así entonces, puede haber la necesidad de huir de la realidad debido a un desencanto hacia la sociedad o para escapar de los problemas personales; también se puede dar la necesidad de libertad y rebeldía, con el fin de romper las ataduras y sentirse libre; o en el lado opuesto, la pasividad, simplemente para pasar el rato. La normativa social juega un papel clave en este tipo de motivaciones, pues el querer ser socialmente aceptado lleva a muchas personas a iniciar su adicción sin tener conciencia de ello, simplemente porque es lo que otros hacen sin que sean conscientes de las consecuencias que se derivan a largo plazo.

Por otro lado, las motivaciones experimentales tienen un fundamento más físico, como por ejemplo para conseguir placer, excitación, o nuevas sensaciones. También entran en juego las motivaciones sintomatológicas que puede originar, por ejemplo, una droga en concreto. Es algo que se observa frecuentemente cuando se quieren calmar los nervios, paliar el dolor, o dormir mejor. En definitiva, el hecho de experimentar algunas de estas sensaciones tienen como consecuencia la necesidad, y posteriormente dependencia, de querer experimentarlas de nuevo. Si bien todas las personas no tienen por qué consumir o experimentar en las mismas situaciones, todas buscan obtener una recompensa a través de ello. 

Si eres familiar de una persona que sufre una adicción y crees que necesita ayuda, te recomendamos que llames a nuestros profesionales para que te asesoren. Las adicciones son una enfermedad que afectan a toda la familia y son las personas más cercanas a los adictos los que le ayudarán en el proceso, aunque todos sufren en el camino. El apoyo profesional, las terapias de pareja y el soporte profesional en la recuperación de una adicción son clave para que el adicto recupere el control de su vida. 



Modelo Triora

Nuestro tratamiento privado para las adicciones ha demostrado ser una de las formas más exitosas para ayudar a los pacientes a recuperar el control de sus vidas. Te ayudamos, a ti o a un allegado tuyo, a volver a encontrar el sentido en tu vida, en tan 4 - 12 semanas. ¡Te ofrecemos la oportunidad de cambiar de vida, para siempre y entre personas como tú!

Modelo Triora
  • El 97% de nuestros antiguos pacientes nos recomiendan
  • Alta tasa de recuperación a largo plazo
  • 4 - 12 semanas para recuperar el sentido de la vida
phone icon

Llama hoy mismo al 965 150 965